Rompeolas Flotante de Hormigón

La protección lógica para estuarios y dársenas semi-abrigadas

Las embarcaciones son un valioso activo que no puede ponerse en riesgo alegremente al amarrarlas en espejos de agua que no cumplan con unas condiciones de agitación controladas en cualquier condición meteorológica.
Sin embargo los promotores y gestores de puertos se encuentran a menudo con emplazamientos a los que se les podría sacar un interesante rendimiento económico si no fuera porque durante determinados días del año el viento o el paso de embarcaciones a gran velocidad los hace impracticables como amarre seguro.
Los rompeolas flotantes son la solución para crear abrigos en lugares donde se producen este tipo de olas cortas debidas al viento o al paso de buques.
Esto pasa típicamente en dársenas naturales o grandes puertos donde hay zonas que no cumplen por si solas los standares de agitación establecidos ( altura de ola inferior a 30 cm ).
Además, el hecho de que sean flotantes y por tanto se fijen al fondo como los pantalanes, hace que su impacto medioambiental sea pequeño y por tanto las tramitaciones de permisos y autorizaciones más sencillas.

Ejemplo de Aplicaciones y Detalle del Producto